sábado , 2 marzo 2024

Riesgos de mortalidad y enfermedades que causan las vacunas del calendario y ARNm

Print Friendly, PDF & Email

Do vaccines increase or decrease susceptibility to diseases other than those they protect against? DOI: 10.1016/j.vaccine.2023.12.060 https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0264410X23015062

Con el avance de nuevos descubrimientos de la ciencia, las vacunas están siendo cuestionadas dado que pueden causar efectos no específicos persistentes que pueden afectar la supervivencia de una persona durante su vida. En una revisión publicada el 26 de diciembre 2023 en la revista médica «Vaccine», los investigadores encontraron que las vacunas no vivas como la influenza, la de COVID-19, la hepatitis B y la de difteria, el tétanos y la tos ferina (DTaP) tienden a causar efectos adversos no específicos (nonspecific effects, NSE), lo que aumenta la riesgos de mortalidad por todas las causas y el riesgo potencial de infecciones por enfermedades contra las que deben proteger.

https://cienciaysaludnatural.com/mas-riesgo-de-eventos-adversos-graves-con-la-inyeccion-k0-b1t-que-con-la-enfermedad/ Tucker Carlson entrevista a Bret Weinstein: 1 cada 800 vacunados contra K0 B1T con efectos adversos graves https://www.bitchute.com/video/WYp45MviQllz/

Una vacuna viva contiene una forma debilitada del patógeno, que es menos virulenta pero capaz de replicarse en el cuerpo, imitando así la progresión real de la enfermedad. Las vacunas no vivas utilizan virus, fragmentos o genes del patógeno inactivados para desencadenar una respuesta inmunitaria sin replicación del patógeno.

Las vacunas vivas provocan una defensa inmunitaria más fuerte y por lo general, requieren solo una inyección, mientras que las vacunas inactivadas o no vivas dan como resultado una respuesta más débil y a menudo requieren múltiples dosis.

Hasta ahora, la investigación sin conflicto de inyereses ha identificado varias vacunas inactivadas que causan efectos adversos inespecíficos, a saber, las vacunas DTaP y Tdap, influenza H1N1, malaria, hepatitis B, polio inactivada y ARNm de COVID.

El estudio en la revista médica Vaccine destacó las vacunas DTaP, influenza, malaria, hepatitis B y COVID mRNA.

Por otro lado, según el estudio, las vacunas vivas como la vacuna oral viva contra la polio (OPV), la vacuna del bacilo de Calmette-Guérin (BCG) contra la tuberculosis y las vacunas contra la viruela tienen efectos inespecíficos.

“Las vacunas muertas pueden promover una ‘tolerancia’ que aumenta la susceptibilidad a enfermedades no relacionadas”, sugirieron los autores.

El estudio se basó principalmente en décadas de trabajo de los investigadores daneses, la Dra. Christine Stabell Benn y el profesor Peter Aaby. “Nuestro trabajo es un tributo a su gran trabajo científico que no ha sido reconocido”, dijo el biólogo Alberto Rubio-Casillas, uno de los autores del estudio.

Las vacunas inactivadas o no vivas son como un ejército «mal preparado»

“Históricamente, hemos pensado en el sistema inmunológico innato como la primera línea de defensa”, dijo el Dr. Benn.

Se pensaba que la inmunidad innata no podía quedar en la memoria. Para usar la guerra como analogía, el “ejército” del sistema inmunológico se suponía, no podia aprender de batallas anteriores contra los patógenos. La inmunidad adaptativa, en cambio, puede aprender y entrenarse, formando anticuerpos para luchar contra la infección.

Por lo tanto, durante mucho tiempo las vacunas se evaluaron en función de sus efectos sobre el sistema inmunológico adaptativo y se midieron los anticuerpos después de la vacunación. Pero desde entonces investigadores de los Países Bajos han demostrado que el sistema inmunológico innato se puede entrenar.

Después de vacunar a las personas con la vacuna BCG y recolectar algunas de las células inmunes innatas de los pacientes, los investigadores encontraron que después de la vacunación, las células innatas exhibieron una respuesta sin embargo, con las vacunas no vivas o inactivadas se demostró lo contrario .

Por lo tanto, el sistema inmunológico innato realmente aprende algo de sus batallas anteriores. Esto se llama inmunidad innata entrenada.

Las vacunas no vivas, debilitan la capacidad del sistema inmunológico para defenderse de las infecciones.

En una charla TED, la Dra. Christine Stabell Benn comparó las infecciones con un partido de tenis competitivo. Las vacunas no vivas son como máquinas de pelotas de tenis que disparan pelotas a una velocidad y un lugar específicos. Si una persona sólo entrena con una máquina de pelotas de tenis, estará menos preparada para un partido real. “Por lo tanto, es posible que no estés preparado y que estés incluso peor cuando un oponente real entra a la cancha y las pelotas comienzan a llegar y golpear en otro lugar distinto al que entrenaste”, dijo el Dr. Benn.

Efectos inespecíficos

Algunas vacunas pueden provocar efectos adversos no específicos generales. El orden en que se administran las vacunas también influye.

Si bien las vacunas no vivas causan efectos adversos no específicos (nonspecific effects, NSE) negativos.

Las niñas que recibieron la vacuna DTaP tenían un riesgo 50 por ciento mayor de morir que los varones también vacunados. El riesgo de muerte de las niñas vacunadas era más de 2,5 veces mayor en comparación con las niñas que no estaban vacunadas con DTa. Los estudios del Dr. Benn han demostrado en general que las niñas corren un mayor riesgo de desarrollar efectos adversos inespecíficos después de recibir vacunas no vivas o inactivadas.

Los estudios han demostrado que los bebés de bajo peso vacunados tienen un mayor riesgo de desarrollar apnea potencialmente mortal : interrupción repentina e inexplicable de la respiración, especialmente durante el sueño. En una investigación anterior de 30 incidentes de SIDS, los autores encontraron que la apnea precedía a la muerte en un promedio de ocho semanas.

Se necesita más investigación de seguridad sobre la cantidad de vacunas infantiles que se administran de forma simultánea, acumulativa y la secuencia en la que se administran, para confirmar que están proporcionando los efectos previstos en la supervivencia infantil.

De acuerdo al Instituto de Medicina de la Academia de Ciencias de los EEUU., IOM:  “Tanto las investigaciones epidemiológicas como las mecanicistas sugieren que la mayoría de los individuos que experimentan una reacción adversa a las vacunas tienen una susceptibilidad preexistente. Estas predisposiciones pueden existir por varias razones: variantes genéticas (en el ADN humano o microbioma), exposiciones ambientales, comportamientos, enfermedades intermedias o etapa de desarrollo, por nombrar solo algunas, todas las cuales pueden interactuar entre ellas. Algunas de estas reacciones adversas son específicas de la vacuna en particular, mientras que otras pueden no serlo”. https://www.nap.edu/read/13164/chapter/5#82

Nos referimos a las siguientes vacunas del Calendario Nacional de Vacunación de Argentina

EDADVACUNASDosis
Recién nacidosBCG + Hepatitis B2
2 MesesNeumococo Conjugada + Quíntuple Pentavalente DTP – HB – Hib + Polio IPV + Rotavirus8
3 MesesMeningococo1
4 MesesNeumococo Conjugada + Quíntuple Pentavalente DTP – HB – Hib + Polio IPV + Rotavirus8
5 MesesMeningococo1
6 MesesQuíntuple Pentavalente DTP – HB – Hib + Polio OPV + Antigripal7
7 MesesRefuerzo Antigripal (Segunda Dosis)1
12 MesesNeumococo Conjugada + Hepatitis A + Triple Viral SRP5
15 MesesVaricela + Meningococo2
15 a 18 MesesPolio + Triple Viral SRP + Triple Bacteriana Celular DTP7
5 – 6 Años (INGRESO ESCOLAR)Polio + Triple Viral SRP + Triple Bacteriana Celular DTP7
11 AñosHepatitis + Triple Viral SRP + Triple Bacteriana Acelular dTap + VPH+ Meningococo9
Desde los 15 AñosHepatitis B + Doble Viral o Triple Viral SRP4
TOTAL DOSIS62 Dosis

https://www.gba.gob.ar/vacunacion/https://www.argentina.gob.ar/salud/vacunas

Vacunas vivas reemplazadas por vacunas no vivas

Las vacunas no vivas están reemplazando cada vez más a las vacunas vivas. Por ejemplo, las vacunas vivas orales contra la polio ya no están disponibles en el mercado estadounidense y en su lugar se administra una versión no viva.

l 9 de agosto de 2020, el Ministerio Federal de Salud de Sudán notificó a la OMS la detección de un poliovirus tipo 2 derivado de la vacuna circulante (cVDPV2) en el país. https://www.who.int/csr/don/01-september-2020-polio-sudan/en/ . Las Naciones Unidas se han visto obligadas a admitir que una importante iniciativa internacional de vacunas está provocando el brote de la misma enfermedad que se suponía que debía acabar. Si bien organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) se jactan regularmente de supuestamente ‘erradicar la poliomielitis’ con vacunas, parece ser lo contrario. Su campaña de décadas para erradicar la poliomielitis está matando a decenas de jóvenes inocentes que viven en países pobres.

Esta sustitución de vacunas vivas por no vivas puede plantear riesgos potenciales para la salud de la inmunidad general de la población, ya que los sistemas inmunológicos se vuelven menos entrenados y potencialmente “perezosos”, dijo el Dr. Benn.

Sin embargo, la razón principal por la que se prefieren las vacunas no vivas a las vivas es que se cree que son más seguras para las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Las autoridades sanitarias siguen siendo escépticas

Al comparar a los vacunados y los no vacunados, Mawson y sus colegas descubrieron algo sorprendente. Los índices de probabilidades para una serie de enfermedades estaban elevadas para el grupo vacunado.

Se descubrió que los niños de la población vacunada tenían una probabilidad 30 veces mayor de tener rinitis alérgica en comparación con los niños no vacunados.

Una historia similar siguió para otras condiciones. Se encontró que los niños vacunados en el estudio de Mawson tenían:

  •  3,9 veces más probabilidades de tener alergias, 
  • 4,2 veces más probabilidades de tener TDAH, 
  • 4,2 veces más probabilidades de tener autismo, 
  • 2,9 veces más probabilidades de tener eczema, 
  • 5,2 veces más probabilidades de tener problemas de aprendizaje. y 
  • 3,7 veces más probabilidades de sufrir un trastorno del desarrollo neurológico en comparación con los niños no vacunados.

El artículo de investigación del Dr. Mawson se publicó inicialmente en la revista Frontiers in Public Health y obtuvo una atención considerable, acumulando más de 80.000 visitas en los primeros tres días. Después de una atención generalizada, la revista eliminó el artículo, afirmando que nunca había sido aceptado completamente a pesar de su publicación anterior. El artículo pasó por otra ronda de revisión por pares y finalmente fue rechazado por Frontiers. Sin inmutarse por este giro de los acontecimientos, el Dr. Mawson volvió a publicar su artículo en el Journal of Translational Science en 2017.

Los inmunólogos ahora están de acuerdo en gran medida en que algunas vacunas causan efectos inespecíficos, pero sigue siendo controvertido cómo deben cuantificarse estos efectos.

Esto se debe a que los efectos no específicos de las vacunas dependen del contexto, mientras que los efectos específicos de una vacuna generalmente se consideran independientes del contexto. Por ejemplo, las mujeres pueden producir más anticuerpos que los hombres y las personas más jóvenes más que las mayores, pero la mayoría de las personas aún obtienen algún tipo de inmunidad.

«Por el contrario, debido a que los efectos no específicos actúan sobre el sistema inmunológico general e innato más amplio, dependen de otros factores que ocurren en el sistema inmunológico… como otras intervenciones de salud que pueden alterar y modificar los efectos no específicos», dijo la Dra. Benn. explicado. No todos tendrán el mismo efecto, añadió.

Seguridad de las vacunas

Las inyecciones contra la COVID mal llamdas vacunas aún pueden estar asociadas con eventos adversos debido a la presencia de proteínas pico o spike que es altamente tóxicas, que los estudios ahora vinculan con las lesiones prolongadas por la vacuna y la COVID. En el libro de texto médico “La respuesta inmune”, los autores escribieron que, en casos, cepas virales vivas administradas a individuos pueden recuperar virulencia y causar enfermedades en los receptores. Además, existe el riesgo de contaminación con otras cepas virales durante la fabricación.

Casi todas las vacunas infantiles fueron autorizadas en base a ensayos clínicos que no hicieron un grupo control con placebo. 

Gráficos de la respuesta del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, sigla en inglés) que muestra que vacunas recibieron grupo control en cada ensayo clínico para cada vacuna infantil:

https://icandecide.org/wp-content/uploads/2019/09/ICAN-Reply-1.pdf

https://cienciaysaludnatural.com/category/Hepatitis-b/
https://cienciaysaludnatural.com/prueba-de-mutacion-mthfr/
https://cienciaysaludnatural.com/aluminio-en-vacunas-toxico-para-las-mitocondrias/
https://cienciaysaludnatural.com/category/polio/
https://cienciaysaludnatural.com/category/sarampion/
https://cienciaysaludnatural.com/category/dtap/
https://cienciaysaludnatural.com/vph
https://cienciaysaludnatural.com/cuantas-mas-dosis-de-vacunas-del-calendario-escolar-se-dan-mayor-es-la-tasa-de-mortalidad-infantil/