miércoles , 18 mayo 2022

Se confirma oficialmente el fracaso de las inyecciones contra K0 B1T

Las inyecciones contra K0 B1T son un fracaso, una y otra vez, los análisis de datos de diferentes países demuestran una correlación entre las tasas de «vacunación» y el incremento de las tasas de infección y otras tendencias negativas de salud, mas 50.000 muertes reportadas y mas de 4.000.000 de efectos adversos.

Si analizamos las estadísticas oficiales del gobierno del Reino Unido, el «Informe nacional de vigilancia de la gripe y el K0 B1T: 13 de enero de 2022 (semana 2)» muestra que las tasas de infección por K0 B1T en el Reino Unido son más altas entre los «totalmente vacunados» en todas las cohortes de adultos.

Las tasas de crecimiento de la infección también están aumentando más rápido entre los vacunados por completo que entre las cohortes no vacunadas de todas las edades. Estos datos prueban que los pasaportes y mandatos de inyecciones son completamente inútiles y no son más que una herramienta de coerción. De ninguna manera reducen las tasas de contagio, hospitalizaciones o muertes por K0 B1T .

Independientemente de cuántas inyecciones haya recibido una persona, todavía se está infectando y transmitiendo. Además, sabemos que los inyectados son verdaderas incubadoras de cepas mutantes. Todo en esta campaña de vacunación masiva es perjudicial para la salud pública.

Tasas de infección mucho más altas entre los inyectados

Usando datos del gobierno del Reino Unido, el siguiente gráfico muestra las diferencias en las tasas de infección por edad y estado de vacunación, y es realmente revelador.

En general, con la excepción quizás del grupo de edad de más de 80 años, los vacunados por completo tienen tasas significativamente más altas de infección por K0 B1T, diezmando por completo el mito de que estamos en una » pandemia de los no vacunados «. 

Cada barra del siguiente gráfico representa cuatro semanas de datos, obtenidos de los sucesivos informes semanales de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, y el gráfico ilustra las tasas de infección, es decir, la cantidad de infecciones por cada 100.000 personas) 2-dosis” también incluye a aquellos que han recibido un tercer refuerzo.)

Las tasas de infección aumentan más rápido entre los totalmente inyectados

En próximo gráfico, se puede ver claramente cómo las tasas de infección también aumentan más rápido en las cohortes completamente vacunadas que en las no vacunadas, y esto no es el resultado de tasas de vacunación más altas.

Aquí se determinó el crecimiento de la tasa de infección para cada cohorte de edad al comparar los datos de la semana 1 con los de la semana 2 en el informe de vigilancia. Como puede ver en las barras naranjas del gráfico, la tasa de crecimiento de la infección entre los no vacunados es relativamente plana en todos los grupos de edad, mientras que la tasa de crecimiento de la infección entre los vacunados mantiene una tendencia ascendente con la edad.

Este aumento en la tasa de crecimiento de la infección demuestran que cuanto mayor es la tasa de vacunación de una cohorte de edad, mayor es su tasa de crecimiento de la infección (es decir, la tasa de aumento de una semana a la siguiente).

El riesgo de muerte es extremadamente bajo en los grupos de edad menores de 50 años

El informe de vigilancia de COVID del Reino Unido del 13 de enero muestra que cualquier persona menor de 50 años que dé positivo en la prueba de infección por SARS-CoV-2 todavía tiene un riesgo excepcionalmente bajo de hospitalización o muerte, independientemente del estado de vacunación. En los menores de 30 años, el riesgo de ser hospitalizado o morir de K0 B1T es «efectivamente cero», lo que «hace que la vacunación obligatoria sea completamente injustificada».

Estos gráficos no pretenden ilustrar la efectividad de la vacuna per se. Simplemente muestran tendencias de tasas entre «vacunados» y no vacunados, y estas tendencias claramente invalidan cualquier necesidad percibida de mandatos de inyecciones. 

En Escocia

Los datos de Escocia muestran más de lo mismo. Como informó The Herald, el 13 de enero :

“Los escoceses con doble dosis ahora tienen más probabilidades de ser admitidos en el hospital con COVID que los no vacunados en medio de un aumento de personas mayores que se enferman debido a la disminución de la inmunidad.

«Se produce en medio de datos ‘extraños’ que muestran que las tasas de casos han sido más bajas en individuos no vacunados que en los que recibieron una dosis simple, doble o incluso triple desde que Omicron se convirtió en la variante dominante en Escocia».

Omicron obliga a los medios a replantear lo que informan

La pandemia de K0 B1T ha tenido que ver con la ingeniería social, lo que, por supuesto, no se puede hacer sin la complicidad total de los principales medios de comunicación. De manera indirecta, un artículo de Associated Press (AP) News del 12 de enero admite este papel:

“Durante dos años, los recuentos de casos de coronavirus y las hospitalizaciones han sido barómetros ampliamente utilizados de la marcha de la pandemia en todo el mundo. Pero la ola de omicron está arruinando las estadísticas habituales, lo que obliga a las organizaciones de noticias a repensar la forma en que informan esas cifras.

Muchas organizaciones de noticias están debatiendo cuál es la mejor manera de usar las estadísticas ahora durante el aumento de Omicron…

Cambio narrativo destinado a ocultar fracasos

La censura e informes engañosos en los últimos dos años, han controlado la narrativa .

Los recuentos de casos siempre fueron poco confiables, considerando que la prueba PCR no puede diagnosticar una infección activa, y los umbrales de ciclo excesivos garantizaban cantidades ridículas de falsos positivos.

Los datos de hospitalización por K0 B1T nunca fueron confiables, porque cualquiera que diera positivo en la prueba de K0 B1T se contaba como una hospitalización por K0 B1T, ya sea que tuviera síntomas o no. Nada ha cambiado en ese sentido.

Lo único que ha cambiado es que ahora los medios lo admiten, fingiendo que se trata de un desarrollo completamente nuevo, por supuesto. Lo mismo ocurre con los recuentos de muertes por K0 B1T. Fueron contados en gran medida desde el principio, nuevamente, debido a la dependencia de las pruebas de PCR defectuosas.

Los medios ahora afirman que se están alejando de los datos «poco confiables», como el recuento de casos, las hospitalizaciones e incluso las muertes, y por todas las razones que hemos estado destacado durante los últimos dos años. Para aquellos que han prestado atención todo el tiempo, este es claramente un intento de cambiar la narrativa sin perder toda la credibilidad.

Con ese fin, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson , anunció el 19 de enero que pondría fin a todas las restricciones de COVID restantes en Inglaterra, incluidos los mandatos de máscara en el transporte público y en las escuelas, así como los requisitos de pasaporte de vacunas para eventos públicos.

Boris Johnson anuncia eliminación del pase sanitario, uso de mascarilla y obligación de vacunarse y persecuciones https://www.bitchute.com/video/CqR3KpkfhKUf/

Los medios ahora están tratando de dar una explicación de por qué ya no discutirán los recuentos de casos o incluso las hospitalizaciones o las tasas de mortalidad cosa que han hecho hasta hace poco inflando casos positivos con PCR defectuosos.

Los verificadores como Chequeado, financiada por la Open Society Foundations (Soros), lanzó un área de Periodismo de Investigación para generar una metodología para desacreditar las estadísticas que prueban el fracaso de las inyecciones .

El nuevo relato de los medios masivos no tiene sentido

La nueva narrativa, según AP News, destacará cosas como hospitales que se están agotando y escasez de personal en general.

Tampoco están siendo honesto dando una imagen real del impacto de K0 B1T, porque los hospitales han despedido al personal debido a la falta de pacientes (muchos han renunciado a tratamientos médicos de rutina por temor a K0 B1T), han despedido al personal por no recibir la inyección , otro personal simplemente renunció a sus trabajos debido a los mandatos de vacunación y los hospitales cerraron alas enteras debido a estos recortes de personal.

Por supuesto, si los pacientes comienzan a regresar, es posible que se encuentren rápidamente con más pacientes de los que pueden manejar actualmente.  La escasez de personal general en otras industrias es un barómetro igualmente defectuoso del impacto de K0 B1T. Muchos todavía reciben asistencia federal y, por lo tanto, no quieren volver a ingresar a la fuerza laboral. Otros se ven obligados a abandonar debido a los mandatos de vacunación.

Otros están demasiado enfermos para trabajar gracias a las lesiones por inyecciones de K0 B1T . Como informó recientemente OneAmerica , una compañía nacional de seguros de vida con sede en Indianápolis, además de un aumento del 40 % en las muertes entre los estadounidenses en edad laboral (y no se están muriendo de K0 B1T), también ha habido un aumento notable en las muertes a corto plazo. y reclamos por discapacidad a largo plazo en el tercer trimestre de 2021 en comparación con los niveles previos a la pandemia.

Los estadounidenses en edad de trabajar se están enfermando demasiado para trabajar y están muriendo a niveles sin precedentes, y no se debe a la infección por K0 B1T.

Los medios daneses también admiten el fracaso

El mismo intento de cambiar el relato se puede ver en otros países. Los medios daneses admitieron recientemente que le han fallado al público al estar «casi hipnóticamente preocupados con los conteos diarios de corona». “Nosotros, la prensa, debemos… tomar en cuenta nuestros propios esfuerzos”, escribe el periodista danés Brian Weichardt, “y hemos fallado”.

Weichardt admite que los periodistas no pidieron a las autoridades respuestas claras sobre “qué significaba en términos concretos que las personas fueran hospitalizadas con corona y no por corona”. También admite que esto “hace la diferencia”. Esto, nuevamente, es precisamente lo que hemos estado diciendo durante los últimos dos años, y todo lo que obtuvimos por el esfuerzo fue una etiqueta de conspiranoicos y terroristas.

Weichardt, en este artículo, intenta trasladar la culpa de los periodistas a las propias autoridades. Ellos tienen la culpa, piensa. “Los mensajes de las autoridades y los políticos a la gente de esta crisis histórica dejan mucho que desear”, escribe, ignorando el hecho de que el deber número uno de un periodista es realmente investigar, verificar y cuestionar y no simplemente copiar y pegar los textos que le da el oficialismo.

Durante dos años seguidos, cualquier opinión disidente ha sido etiquetada como desinformación peligrosa, incluso cuando es completamente precisa, porque así es como funciona la propaganda manipulada por el grupo propietario de todos los laboratorios involucrados, que ademas son dueños de los medios . El hecho de que los miembros de la prensa ahora estén comenzando a dar marcha atrás para salvar la poca credibilidad que les queda no cambia el hecho de que, casi universalmente, han actuado como promotores de propaganda y han creado una psicosis social.

La triste verdad es que probablemente nos enfrentemos a una avalancha de enfermedades crónicas graves en el futuro, entre ellas, enfermedades neurodegenerativas , como lo detalla Stephanie Seneff, Ph.D., en su artículo “Vacunas contra el SARS-CoV-2 y enfermedades neurodegenerativas. ” Un breve resumen de este artículo dice lo siguiente:

“Hay muchas razones para desconfiar de las inyecciones contra el K0 B1T, que se lanzaron al mercado con una evaluación extremadamente inadecuada y se promocionaron agresivamente entre un público desinformado, con el potencial de consecuencias negativas enormes e irreversibles».

“Una posible consecuencia es agotar el suministro finito de células B progenitoras en la médula ósea en una etapa temprana de la vida, lo que provoca la incapacidad de generar nuevos anticuerpos contra los agentes infecciosos. Una posibilidad aún más preocupante es que estas inyecciones, tanto las inyecciones de ARNm como las inyecciones de vectores de ADN, puedan ser un camino hacia una enfermedad incapacitante en el futuro».

“A través de la acción similar a la de los priones de la proteína espiga, es probable que veamos un aumento alarmante en varias enfermedades neurodegenerativas importantes, como la enfermedad de Parkinson, la ERC, la ELA y el Alzheimer, y estas enfermedades aparecerán con una prevalencia cada vez mayor entre las poblaciones cada vez más jóvenes. en los próximos años».

“Desafortunadamente, será dificil saber si las inyecciones causaron este aumento, porque generalmente habrá una gran separación entre el evento de vacunación y el diagnóstico de la enfermedad.

“Muy conveniente para los fabricantes de inyecciones, que pueden obtener enormes ganancias de nuestras desgracias, tanto por la venta de las inyecciones como por el gran costo médico del tratamiento de todas estas enfermedades debilitantes”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron hoy nuevos datos que muestran un total de 1.071.856 informes de eventos adversos después las inyecciones K0 B1T se enviaron entre el 14 de diciembre de 2020 y el 21 de enero de 2022 al Sistema de Informe de Eventos Adversos de Vacunas ( VAERS). Los datos incluyeron un total de 22.607 informes de muertes, y 178,994 informes de lesiones graves, incluidas muertes, durante el mismo período, 4.130 más en comparación con la semana anterior.