domingo , 19 septiembre 2021

La inyección K0 B1T potencia la infecciosidad de la variante Delta

  • De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, las primeras personas que recibieron las inyecciones K0 B1T ahora tienen un mayor riesgo de contraer K0 B1T y presentar complicaciones
  • Esto podría ser una señal de que produce una mejora dependiente de anticuerpos (ADE), o podría indicar que la protección que ofrece se limita a unos pocos meses, en el mejor de los casos.
  • Investigaciones recientes advierten que la variante Delta “está supuesta a adquirir una resistencia completa a las vacunas de la proteína Spike de tipo salvaje”. Esto podría convertirse en el peor de los casos para las personas que ya recibieron la vacuna de Pfizer, ya que podrían presentar una enfermedad más grave cuando se expongan al virus
  • Los datos israelíes demuestran que la vacuna de Pfizer pasó de una efectividad del 95 % al principio, a un 39 % a finales de julio de 2021, cuando la cepa Delta empezó a predominar. La expectativa de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos FDA, para cualquier vacuna, es una tasa de efectividad de al menos el 50 % en comparación con el placebo.

La narrativa oficial de la inyección K0 B1T cambia muy rápido en estos días. Solo se necesitó un mes para pasar de “si ya se vacunó, no va a contraer K0 B1T”,1 incluyendo la variante Delta,2 a “las primeras personas que se vacunaron tienen un mayor riesgo contraer K0 B1T grave”.3

Desde el principio, muchos otros expertos médicos y yo advertimos sobre la posibilidad de que estas vacunas causen una mejora dependiente de anticuerpos (ADE), una situación en la que la vacuna facilita una variedad de complicaciones de la enfermedad en lugar de protegerlos contra el virus. Como resultado, podría sufrir una enfermedad más grave al estar en contacto con el virus salvaje que si no se hubiera “vacunado”.

Aunque aún no tenemos pruebas definitivas de que produce una ADE, cada vez vemos más señales sospechosas de que podría ser así. Los datos que demuestran que las personas que recibieron la vacuna a principios de este año ahora tienen un mayor riesgo de infección grave, podrían ser una señal de ese tipo. Como mínimo, es una señal de que la protección que obtiene de estas vacunas es muy temporal y dura solo pocos meses.

Esto tiene sentido cuando se piensa que programan su cuerpo para producir solo un tipo de anticuerpo contra una proteína Spike específica. Una vez que la proteína Spike junto con otros elementos del virus comienzan a mutar, la protección disminuye demasiado. Lo peor es que la vacuna facilita la producción real de las variantes porque tiene “fugas” y proporciona sólo una protección inmunológica inefectiva y parcial.

La inmunidad natural es mucho mejor, ya que cuando se recupera de la infección, su cuerpo produce anticuerpos contra las cinco proteínas del virus, además de que las células T de memoria permanecen constantes incluso cuando disminuyen los niveles de anticuerpos. Esto le brinda una mejor protección que tal vez será de por vida, a menos que tenga una mala función inmunológica.

Los datos de Israel confirman esto y demuestran que las personas que recibieron la inyeccion antiK0 B1T tienen una probabilidad 6.72 veces más elevada de infectarse que las personas con inmunidad natural.4,5,6

Los CDC admiten que la inmunidad de las ‘vacunas’ no dura

En un informe del 20 de agosto de 2021, BPR señaló:7

“’Los datos que publicaremos hoy y la próxima semana demuestran que la efectividad de la vacuna contra la infección por SARS-CoV-2 disminuye’, la directora de los CDC [Rochelle Walensky] citó informes de colegas internacionales, incluyendo Israel, que sugieren que las primeras personas que se vacunaron presentan un mayor riesgo de contraer la enfermedad’.

Los datos demuestran que la inmunidad por la vacuna disminuye muy rápido

De hecho, los datos israelíes demuestran que la vacuna de Pfizer pasó de tener una efectividad del 95 % al principio, a un 64 % a principios de julio de 2021 y a un 39 % a finales de julio cuando la cepa Delta empezó a predominar.8,9 Mientras tanto, la expectativa de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos FDA, para cualquier vacuna es de una tasa de efectividad de al menos el 50 %.

Los propios datos del ensayo de Pfizer demostraron que la efectividad disminuyó muy rápido desde el 13 de marzo de 2021. El editor asociado de BMJ, Peter Doshi, habló sobre esto en un blog del 23 de agosto de 2021.10

Al quinto mes del ensayo, la efectividad había disminuido del 96 % al 84 %, y eso no se debió a que apareció la variante Delta, ya que el 77 % de los participantes del ensayo estaban en los Estados Unidos, donde la variante Delta emergió meses después. Esto sugiere que la vacuna antiK0 B1T tiene una efectividad muy temporal, independiente de las nuevas variantes.

Mientras que las autoridades israelíes afirman que la vacuna de Pfizer aún es muy efectiva para prevenir la hospitalización y la muerte, muchas de las personas que reciben ambas dosis terminan en el hospital, de hecho, ya vemos un cambio en las tasas de hospitalización en las personas sin vacunar, en comparación con las que ya recibieron una o dos dosis. Por ejemplo, a mediados de agosto, el 59 % de los casos graves de COVID se produjeron entre israelíes que recibieron ambas dosis de la vacuna anti K0 B1T.11

Las personas vacunadas mayores de 50 años tienen un riesgo mayor de infectarse

Los datos del Reino Unido demuestran una tendencia similar entre las personas mayores de 50 años. En este grupo de edad, las personas parcial y totalmente “vacunadas” representan el 68 % de las hospitalizaciones y el 70 % de las muertes por COVID.12

El 80 % de las hospitalizaciones por COVID en Massachusetts involucraban a personas vacunadas

Datos13 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC, de Estados Unidos también plantean preguntas sobre la efectividad de las vacunas anti K0 B1T. Entre el 6 y el 25 de julio de 2021, se identificaron 469 casos de K0 B1T en el condado de Barnstable, Massachusetts.

De las personas que dieron positivo, el 74 % recibió ambas dosis de la vacuna anti K0 B1T y se consideraron “completamente vacunadas”. Incluso a pesar de utilizar diferentes estándares de diagnóstico para personas vacunadas y sin vacunar, un 80 % de las hospitalizaciones relacionadas con el K0 B1T también estaban en este grupo.14,15

Los CDC también confirmaron que las personas completamente vacunadas que contraen la infección, tienen una carga viral en sus fosas nasales tan alta como las personas no vacunadas que se infectan, lo que demuestra que no hay diferencia entre los dos, en términos de riesgo de transmisión.16

Si el estado de vacunación no influye en el riesgo potencial que representa para los demás, ¿por qué necesitamos pasaportes de vacunación? De acuerdo con el epidemiólogo de Harvard Martin Kulldorff, esta evidencia destruye la idea de los pasaportes.17 Es obvio que no pueden garantizar la seguridad, como lo demuestran los brotes en los que la tasa de vacunación fue del 100 %. Los ejemplos incluyen los brotes a bordo de un crucero de la empresa Carnival18 y en el HMS Queen Elizabeth, un buque insignia de la Armada británica.19

Un estudio predice que la vacuna de Pfizer es ineficiente ante la variante Delta

Un estudio,20 publicado el 23 de agosto de 2021, en el sitio de preimpresión bioRxiv, ahora advierte que la variante Delta “puede adquirir una resistencia completa a las inyecciones de la proteína Spike de tipo salvaje”. Esto podría significar que, en el peor de los casos, prepara a las personas que ya recibieron la vacuna de Pfizer para una enfermedad más grave cuando se exponen al virus. Como explican los autores:21

“Aunque los sueros inmunes BNT162b2 de Pfizer-BioNTech neutralizaron la variante Delta, cuando se presentaron cuatro mutaciones comunes en el dominio de unión al receptor (RBD) de la variante Delta (Delta 4+), algunos sueros inmunes BNT162b2 perdieron actividad neutralizante y mejoraron la infectividad.

El uso preventivo de las vacunas anti K0 B1T genera mutaciones peligrosas

Ahora está claro que se están cumpliendo las primeras advertencias contra la vacunación masiva durante un brote activo. Las personas sin vacunar no son las que provocan mutaciones; son las personas vacunadas, ya que las vacunas no previenen la infección.

El resultado final, si seguimos adelante, será una rutina de vacunas continua para mantenerse al día con la efectividad menguante y combinada con la aparición de variantes resistentes a las vacunas. De acuerdo con lo informado por el portal Live Science:22

“Es más probable que surjan mutaciones de coronavirus resistentes a las vacunas, cuando una gran parte de la población está vacunada y cuando la transmisión viral es alta. En otras palabras, una situación que se parece mucho a la actual en los Estados Unidos.

El modelo matemático,23 publicado el 30 de julio en la revista Scientific Reports, simula cómo la tasa de vacunación y la tasa de transmisión viral, en una población determinada, influyen en qué variantes del SARS-CoV-2 llegan a dominar el panorama viral.

Si la transmisión viral es baja, cualquier mutación resistente a la vacuna que surja tiene menos posibilidades de propagarse y, por lo tanto, es más probable que muera, dijo el autor principal Fyodor Kondrashov, quien dirige un laboratorio de genómica evolutiva en el Instituto de Ciencia y Tecnología en Austria”.

Estos hallazgos no sorprenden a quienes están familiarizados con las investigaciones anteriores que demuestran justo lo mismo. Como se explica en el artículo titulado “Vaccines Are Pushing Pathogens to Evolve”, publicado en la revista Quanta:24 “Así como los antibióticos generan resistencia en las bacterias, las inyecciones pueden provocar cambios que permitan que las enfermedades se salgan de control“.

El artículo detalla la historia de la vacuna contra la enfermedad de Marek para las aves de corral, introducida por primera vez en 1970. Hoy estamos en la tercera versión de esta vacuna, ya que cada década deja de funcionar. ¿Por qué? El virus mutó para evadir la vacuna. Como resultado de estas vacunas con fugas, el virus cada vez se vuelve más mortal y más difícil de tratar.

Un artículo de 2015,25 publicado en el portal PLOS Biology, probó la teoría de que las vacunas impulsan la mutación del virus del herpes que causa la enfermedad de Marek en las aves de corral. Para ello, vacunaron a 100 aves y mantuvieron a otras 100 sin vacunar. Luego, infectaron a todas las aves con diferentes cepas del virus. Algunas cepas eran más virulentas y peligrosas que otras.

A lo largo de la vida de las aves, las aves sin vacunar arrojaron más de las cepas menos virulentas al medio ambiente, mientras que las vacunadas arrojaron más de las cepas más virulentas. Como se señaló en el artículo de la revista Quanta:26

“Los hallazgos sugieren que la vacuna de Marek estimula la proliferación de virus más peligrosos. Este aumento de la virulencia, podría darle a los virus los medios para superar las respuestas inmunológicas preparadas por la vacuna de las aves y enfermar a las bandadas vacunadas”.

Las personas vacunadas pueden servir como campo de cultivo para las mutaciones

Antes del 2021, estaba muy claro que las vacunas incitan a los virus a mutar en cepas más peligrosas. La única pregunta era, ¿hasta qué punto? Ahora creemos que la ciencia convencional se ha equivocado todo el tiempo. Aquí hay otro ejemplo: el 9 de febrero de 2021, la emisora NPR informó que “las vacunas pueden contribuir a las mutaciones del virus”. El corresponsal de ciencia de NPR, Richard Harris, señaló:27

“Es posible que haya escuchado que las bacterias pueden desarrollar resistencia a los antibióticos y, en el peor de los casos, hacer que los medicamentos sean ineficaces. Algo similar también puede suceder con las inyecciones, aunque con consecuencias menos graves.

Esta preocupación surgió en el debate sobre si se debe retrasar una segunda dosis para que más personas puedan recibir la primera. Paul Bieniasz, un investigador de Howard Hughes en la Universidad Rockefeller, dice que la brecha dejaría a las personas con inmunidad parcial por más tiempo del necesario”.

De acuerdo con Bieniasz, las personas parcialmente vacunadas “podrían servir como una especie de caldo de cultivo para que el virus mute”. Esta es la afirmación exacta que ahora se atribuye a las personas sin vacunar por quienes no entienden la selección natural.

Es importante comprender que los virus mutan de forma continua y si no tiene una vacuna esterilizante que bloquee la infección por completo, entonces el virus muta para evadir la respuesta inmunológica dentro de esa persona. Esa es una de las características distintivas de las vacunas antiK0B1T, ya que no están diseñadas para bloquear infecciones. Permiten que se produzca una infección y en el mejor de los casos, reducen los síntomas de la misma. Como señaló Harris:28

“Esta presión evolutiva está presente para cualquier vacuna que no bloqueé de forma completa la infección. Muchas vacunas, incluyendo las vacunas antiK0B1T, no evitan por completo que un virus se multiplique dentro de alguien”.

En resumen, al igual que las bacterias mutan y se fortalecen para sobrevivir a los agentes antibacterianos, los virus pueden mutar en personas vacunadas que contraen el virus, ya que tratarán de evadir el sistema inmunológico.

En una persona no vacunada, por otro lado, el virus no encuentra la misma presión evolutiva para mutar en algo más fuerte. Eso quiere decir que si el SARS-CoV-2 muta en cepas más letales, la vacuna es la causa más probable.

Que significa el brote de la NFL

Como informó el portal MSN el 27 de agosto de 2021,29 se alentó a los jugadores a recibir la vacuna antiK0B1T por la seguridad de todos y se establecieron reglas de prueba por separado. Los jugadores que ya recibieron la vacuna solo necesitan realizarse la prueba cada dos semanas, mientras que los jugadores sin vacunar se someten a pruebas diarias.

El requisito de prueba para los jugadores que recibieron dos dosis se utilizó como incentivo para seguir adelante y aceptar la vacuna. Como informó MSN, “a la inversa, las pruebas diarias continuas se convertirían en parte de un sistema punitivo, que haría la vida tan molesta para las personas sin vacunar, que eventualmente aceptarían la vacuna”.30

Bueno, esto no funcionó como querían, ya que 9 jugadores de un mismo equipo y el entrenador Mike Vrabel, ahora dieron positivo y demostraron que no importa si está vacunado o no. La infección se propaga en las personas vacunadas de todos modos. Como señaló MSN:31

“La pandemia se encuentra en una fase en la que las personas sin vacunar se enfrentan a la venganza de una cepa más agresiva de K0 B1T. También es una era en la que las personas vacunadas lidian con la realidad de que sus vacunas disminuyen sus síntomas y complicaciones médicas, pero no evitan que se infecten o transmitan el K0B1T a otras personas“.

Para remediar el problema, la Asociación de Jugadores de la NFL, el sindicato que representa a los jugadores de la Liga Nacional de Fútbol Americano, ahora solicita que se vuelvan a realizar las pruebas diarias sin importar si ya recibieron o no la vacuna antiK0B1T. Una vez más descubrimos que los incentivos están muy por debajo de su promesa inicial. Este también ha sido el caso de los cubrebocas.

Primero, nos dijeron que si recibíamos la vacuna anti K0 B1T, ya no necesitaríamos utilizar cubrebocas. Por supuesto, las recomendaciones de los cubrebocas recuperaron toda su fuerza cuando se hizo evidente que el repunte de infecciones todavía ocurría a un ritmo sorprendente.

Ahora, las pruebas de rutina con una técnica que se sabe que produce falsos positivos, a una tasa de aproximadamente el 97 %,32 .

Es muy probable que, a pesar de su gran ineficacia, el requisito de una o dos dosis de la vacuna antiCOVID pronto se convierta en tres, y que los propietarios de pasaportes de vacunas que se nieguen a recibir esa tercera dosis regresen a la posición inicial y sean tan indeseables como los que no recibieron ninguna.

Si se tiene en cuenta la velocidad con la que muta el SARS-CoV-2, puede estar seguro de que existirán más dosis. Los pasaportes y los requisitos de vacunas anti K0 B1T causarán una situación en la que tendrá que recibir dosis adicionales o perderá todos sus privilegios.

Por supuesto, cada vacuna conlleva riesgos, y el riesgo de un evento adverso tal vez aumentará cada vez más con cada dosis adicional.

La idea de una dosis de refuerzo cada cinco meses está bajo consideración

Por desgracia, en lugar de aceptar la realidad de que el SARS-CoV-2 llegó para quedarse, al igual que cualquier otro virus del resfriado común y la influenza, el presidente Biden dijo que habló con el Dr. Anthony Fauci sobre la idea de administrar dosis de refuerzo a los cinco meses después de recibir la primera ronda de vacunas, en lugar de esperar ocho meses como se sugirió antes.33

Mientras que Fauci respondió34 que ocho meses todavía era la meta, también dijo que “estamos abiertos a los datos a medida que ingresan” si la Administración de Alimentos y Medicamentos FDA, y el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización determinan que es necesario un plazo más temprano.

Israel comenzó a administrar una tercera dosis de refuerzo a personas mayores de 60 años el 30 de julio de 2021. El 19 de agosto, la elegibilidad para una dosis de refuerzo se amplió para incluir a personas mayores de 40 años, así como a mujeres embarazadas, maestros y trabajadores de la salud, incluso si son menores de 40.

Cualquier persona que piense que una o más dosis son la respuesta al SARS-CoV-2, probablemente solo lee la información pagada por los laboratorios.