domingo , 21 abril 2024

Pfizer elude responder sobre los efectos secundarios de las inyecciones ante el senado australiano

Print Friendly, PDF & Email

El 3 de agosto, los ejecutivos de Pfizer comparecieron ante el Comité de Legislación sobre Educación y Empleo, que está investigando el lanzamiento de la inyección COVID-19 como parte de la investigación parlamentaria australiana.

Científicos de Pfizer, se enfrentaron a un interrogatorio en una audiencia de Estimaciones del Senado en Australia, ya que los ejecutivos duplicaron la seguridad de la inyección que se aplicaron a ellos mismos. No supieron explicar cómo la inyección causa la miocarditis y la pericarditis.

Pfizer elude responder sobre los efectos secundarios de las inyecciones ante el senado australiano https://www.bitchute.com/video/R9WhP55PitZV/

Se le preguntó al director médico nacional de Pfizer, Australia, el Dr. Krishan Thiru, y al director de ciencias regulatorias, el Dr. Brian Hewitt, si la inyección de ARNm era inequívocamente segura.

«Según nuestros ensayos clínicos y datos de farmacovigilancia, así como la evidencia del mundo real después de la distribución ahora y miles de millones de dosis de la inyección, mantenemos una gran confianza en el perfil de seguridad de la inyección», dijo el Dr. Thiru.

Australia 8-3-23 – El senador de Queensland, Malcolm Roberts cuestiona a Pfizer sobre la indemnización y la participación militar del Departamento de Defensa https://odysee.com/@alltheworldsastage:0/lincolnkarim-Malcolm-Roberts-Queensland-Australian-Senate-vs-US-Senate-Talks:0?r=53vf6pECddUGLYWSMbYXrW3EBZ1JEpzf En ingles solamente, necesitamos su colaboracion para poder subtitularlos , gracias

Sin embargo, los jefes de Pfizer australianos lucharon por responder preguntas (que les hizo el senador Gerard Rennick) sobre qué respuesta bioquímica exacta podría provocar que los receptores de la inyección sufrieran daños cardíacos, incluidas miocarditis y pericarditis. 

El Dr. Thiru no contesto esta pregunta en cambio dijo que la cantidad de casos de miocarditis seguía siendo pequeña a nivel mundial. También dijo que todos los productos terapéuticos y las inyecciones tienen beneficios y efectos secundarios. Cosa que no es real de acuerdo a cientos de estudios que demuestran la contrario.

Ademas en Australia, el número total de casos de pericarditis resultantes de una inyección contra el COVID-19 es de 3.825, con seis casos que resultaron en la muerte,  según  los datos de la Base de datos de notificaciones de eventos adversos (DAEN) al 8 de agosto. También ha habido 1.334 casos de miocarditis hasta la fecha, de los cuales 17 resultaron en muerte. Además, se han informado 139.069 eventos adversos  de las inyecciones COVID-19, con 997 de los que resultaron en la muerte en los últimos tres años.

«Al observar la totalidad de la evidencia de la inyección COVID-19 de Pfizer, las autoridades reguladoras, las autoridades sanitarias, los expertos a nivel mundial, incluso en Australia dentro del Departamento de Salud y la TGA, han mantenido la relación riesgo-beneficio», dijo el Dr. Thiru.

Es increible que digan esto cuando ellos saben que hubo 85.316 muertos y 6.845.391 efectos adversos reportados entre EE.UU. y Europa  luego de la inyección Covis hasta marzo del 2023.

En mayo del 2021 esta cifra era 5 veces menor. Hubo 15.696 muertes y 1.379.654 efectos adversos reportados.

Sólo EE.UU y Europa20212023
Muertes15.69685.316
Efec. Adversos1.379.6546.845.391

Muertes y Efect. Adversos reportados en VAERS y Eudravigilance Ver Fuente año 23 – Fuente año 21

En la investigación posterior a la comercialización en los propios documentos de Pfizer, se registraron 1.223 muertes sin precedentes, después de la inyección en menos de 90 días. Con esta cantidad de muertes, la inyección debería haberse retirado inmediatamente del mercado en diciembre de 2020. https://phmpt.org/wp-content/uploads/2022/04/reissue_5.3.6-postmarketing-experience.pdf , (página 7, Table 1)

(página 7, Table 1) https://phmpt.org/wp-content/uploads/2022/04/reissue_5.3.6-postmarketing-experience.pdf

Cambian el relato diciendo que la inyección era dirigida a la prevención, no a la transmisión

Los funcionarios de Pfizer tampoco pudieron proporcionar ninguna evidencia de por qué la compañía hizo una declaración pública en Twitter que implicaba que la vacunación podría detener la transmisión del virus COVID-19.

El Dr. Thiru dijo en la audiencia del Senado que a la compañía solo se le pidió que proporcionara pruebas de que la inyección estaba diseñada para proteger a las personas.

«No estoy familiarizado con el contexto o los detalles de esos comentarios. Permítanme decir que el propósito principal de la vacunación, la etiqueta del producto aprobado y las aprobaciones regulatorias en Australia y en todo el mundo era prevenir infecciones, prevenir enfermedades graves y prevenir la hospitalización”, dijo el Dr. Thiru.

«Eso es lo que pretendía demostrar nuestro programa de ensayos clínicos. Eso fue lo que quedó demostrado. Esa fue la evidencia que fue evaluada por las agencias reguladoras y por las autoridades sanitarias. Esa fue la evidencia clínica fuerte y sólida que condujo a las aprobaciones que se recibieron en Australia y en muchos otros países.»

Tampoco respondieron cuando se les preguntó por qué la empresa no había aclarado el tema de la eficacia de la inyección.

Las presentaciones regulatorias muestran claramente que Pfizer tenía pruebas sólidas en abril de 2021 de que la eficacia de su inyección disminuyó y ocultó los datos al público durante meses.

Afirmar que la eficacia de la inyección fue del 90% después de seis meses después de la vacunación es engañoso porque esa cifra se debe en gran medida a los primeros dos meses del ensayo cuando todavía había un grupo de placebo. Si las personas hubieran permanecido en el ensayo durante toda la duración de los 6 meses, el promedio general habría sido más bajo.

El senador Alex Antic desafió a los representantes de Pfizer con el  nuevo análisis de Fraiman , que encontró un efecto adverso por cada 800 personas vacunadas con una inyección de ARNm, pero nuevamente los representantes de Pfizer evadieron responder.

La senadora Pauline Hansen intervino y señaló que el nuevo análisis de Fraiman encontró un “aumento del 36 % en eventos adversos graves. Los más comunes fueron los trastornos de la coagulación, incluida la trombosis y la lesión cardíaca aguda. De cada 10.000 personas inyectadas, 18 experimentarán una complicación médica potencialmente mortal o alteradora”, dijo Hansen.

Una vez más, Thiru alegó ignorancia. “No tengo una copia de su trabajo. No lo he examinado”, dijo, “la relación riesgo-beneficio de la vacunación sigue siendo muy positiva en todas las indicaciones, todos los grupos de edad para los que ha sido aprobada”.

Embarazo e inyecciones

El Senador Hansen confrontó a Pfizer con preguntas sobre la seguridad de las inyecciones en mujeres embarazadas y lactantes.

Thiru admitió que hay evidencia limitada de ensayos clínicos en mujeres embarazadas, pero dijo que los principales organismos como el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Australia y Nueva Zelanda (RANZCOG) apoyaron el uso de la inyección. (Royal Australian and New Zealand College of Obstetricians and Gynaecologists , RANZCOG)

“[RANZCOG] ha dicho que las mujeres embarazadas en Australia son un grupo prioritario para la vacunación covid-19 y se les debe ofrecer de forma rutinaria la inyección Pfizer (Comirnaty) o Moderna (Spikevax) en cualquier etapa del embarazo. Han dicho que no hay evidencia de un mayor riesgo de aborto espontáneo o riesgo teratogénico con ARNm o vacunas virales”.“

Esto es inaudito dado que las mujeres embarazadas fueron excluidas de los ensayos clínicos y, sin embargo, la inyección fue declarada segura y efectiva para mujeres embarazadas. La recomendación de inyecciones de terapia génica experimental, no probadas en el embarazo sigue siendo una de las mayores violaciones de la ética médica en la historia de la medicina.

Recientemente, se dio a conocer al público un extenso informe de evaluación de vacunas de enero del 2021, patrocinado por Pfizer y presentado a la agencia reguladora australiana, conocida como la Administración de Productos Terapéuticos (TGA), la misma se pudo conocer gracias a una solicitud de Libertad de Información (FOIA). 

El informe contiene datos sobre los problemas de seguridad en el embarazo y los impactos en la fertilidad de mujeres en edad fértil. Esta datos habían sido ocultados por la TGA y por la propia Pfizer,  en donde se destacan cuatro puntos claves:

  1. La rápida disminución de anticuerpos y células T en monos después de una segunda dosis;
  2. Los problemas sobre la biodistribución (publicados en el 2021 a través de una solicitud de libertad de información en Japón);
  3. Datos sobre el impacto en la fertilidad de ratas;
  4. Datos sobre anomalías fetales en ratas.

https://www.tga.gov.au/sites/default/files/foi-2389-06.pdf

  1. Los anticuerpos y las células T en monos disminuyeron rápidamente durante cinco semanas después de la segunda dosis de la inyección de Pfizer Covid, BNT162b2 (V9), planteando preocupaciones sobre la inmunidad a largo plazo. Esto indica que los reguladores sabian desde el principio que era imposible que el ciclo inicial de dos dosis, confiriera una inmunidad duradera. Este fracaso fue reconocido recientemente por propio Anthony Fauci, ex-director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) . Además muchos hemos visto la declaración de la ejecutiva de Pfizer, Janine Small, admitiendo ante el Parlamento de la UE que Pfizer no probó las inyecciones Covid  para prevenir la transmisión de COVID antes de ponerlas a disposición del público. Small dice: «Teníamos que movernos realmente a la velocidad de la ciencia… teníamos que hacer todo asumiendo riesgos».

2. Los estudios de biodistribución de las nanopartículas lipídicas en ratas, revelado en 2021 demostraron que la inyección recorria todo el cuerpo y se distribuye no solo en el lugar de la inyección sino en todos los órganos analizados, con una alta concentración en:

  • los ovarios,
  • el hígado,
  • las glándulas suprarrenales y
  • el bazo. 

A principios del 2021, las autoridades aseguraban que el contenido de la inyección se quedaba en el brazo, ahora sabemos no estaban siendo honestas. https://pandemictimeline.com/2021/05/japan-shares-biodistribution-study-of-pfizer-covid-19-vaccine/

3. En cuanto al impacto sobre la fertilidad y las anomalías fetales, el informe incluye un estudio de 44 ratas y describe dos métricas principales, la tasa de pérdida previa a la implantación y el número de anomalías por feto. En ambos casos, las métricas fueron significativamente más altas para las ratas vacunadas que para las ratas no vacunadashttps://www.tga.gov.au/sites/default/files/foi-2389-06.pdf pag. 55

Datos de riesgo grave en los propios prospectos

Los datos posteriores a la comercialización publicados en el prospecto de Corminaty demuestran un mayor riesgo de miocarditis y pericarditis, particularmente dentro de los 7 días después de la segunda dosis. El riesgo observado es más alto en hombres de 12 a 17 años de edad. Item 5.2 pag. 8
https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/clinical-considerations/myocarditis.html.

El item 5.3 del prospecto menciona la posibilidad de Síncope, es decir desmayo.

En el Item 8.1

Los datos disponibles sobre COMIRNATY administrada a mujeres embarazadas son insuficiente para informar los riesgos asociados con la inyección en el embarazo. Se ha realizado un estudio de toxicidad del desarrollo en ratas hembra a las que se administró y luego dice «no reveló evidencia de daño al feto debido a la vacuna». Esto último se ha demostrado que no es cierto a partir de los documentos publicados en Australia recientemente mencionados.

Luego en el item 8.2 dice: «No se sabe si COMIRNATY se excreta en la leche humana. No hay datos disponibles para evaluar los efectos de COMIRNATY sobre el lactante o sobre la producción/excreción de leche». Esto tampoco es cierto dado que ya hay estudios demostrando que esto, realmente acontece.

El item 13.1 dice «COMIRNATY no ha sido evaluado por el potencial de causar carcinogenicidad, genotoxicidad o deterioro de fertilidad masculina. En un estudio de toxicidad del desarrollo en ratas con COMIRNATY, no hubo cambios relacionados con la vacuna. Esto tambien es Falso

En el item 8.1 de el prospecto de Moderna dice: «Datos disponibles sobre SPIKEVAX administrado a mujeres embarazadas es insuficiente para informar los riesgos asociados con la vacuna en el embarazo»

Población en general

«Para septiembre de 2022, Australia había registrado 10 millones de casos de COVID a pesar de tener una población adulta vacunada al 95 por ciento. Dadas esas cifras del mundo real en Australia, ¿sigue manteniendo la afirmación que le acaba de decir al senador Canavan de que la inyección fue eficaz para prevenir la infección?» preguntó el senador Rennick

«Creemos firmemente, y reiteramos, que la inyección es segura y eficaz para el uso previsto. Lo que cambió fue que el virus evolucionó”, dijo el Dr. Thiru. 

«Si miramos los datos clínicos de antes de que el virus mutara a Delta, Omicron y variantes posteriores, la inyección mantuvo altos niveles de eficacia.

“A pesar de que el virus había evolucionado, había mutado significativamente, la vacunación siguió siendo significativamente efectiva contra la enfermedad grave y la hospitalización por períodos prolongados”. Esto tambien es falso dado que hay estudios que demuestran que a mayor dosis mayor numero de muertes.

Australia deja de informar sobre casos de miocarditis y pericarditis

Los comentarios del ejecutivo de Pfizer se producen solo tres semanas después de que las autoridades sanitarias australianas  anunciaran  que ya no se proporcionarían informes sobre casos de miocarditis y pericarditis posteriores a las inyecciones COVID-19 basadas en ARNm de Pfizer y Moderna.

La autoridad nacional de drogas de Australia dice que esto se debe a que las tasas se han estabilizado.

Sin embargo, la TGA “continuará monitoreando y revisando estos efectos adversos y comunicará cualquier consejo de seguridad actualizado si es necesario”, dijeron en un comunicado.

Tanto la miocarditis (inflamación del corazón) como la pericarditis (inflamación de la membrana que rodea el corazón) se consideran efectos secundarios de las inyecciones de ARNm fabricadas por Pfizer y Moderna, según la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU.

Todas las miocardiopatías/pericarditis notificadas al VAERS, EE.UU., por año (todas las vacunas). https://openvaers.com/covid-data/myo-pericarditis

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos