miércoles , 29 mayo 2024

Moderna desarrolla inyecciones de ARNm para enfermedades provocadas por las inyecciones K0B1T

Print Friendly, PDF & Email

Durante su evento del Día de las Vacunas para inversores el 28 de marzo, Moderna anunció avances en múltiples inyecciones basadas en ARNm y candidatos terapéuticos en su “pipeline”.

Moderna también anunció que se espera que la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. (FDA) apruebe su inyección contra el virus sincitial respiratorio (RSV) mRNA-1345 para adultos mayores. Esto es parte de un mercado esperado de 52 mil millones de dólares para las inyecciones contra enfermedades infecciosas de Moderna.

«Continuamos explorando la aplicación del ARNm en el tratamiento potencial de enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades vasculares isquémicas», afirma el sitio web de Moderna en sus planes de productos para áreas terapéuticas .

La empresa también está desarrollando inyecciones de ARNm para el cáncer y las enfermedades autoinmunes.

Citando las reacciones adversas bien documentadas y a menudo graves a las inyecciones de ARNm contra la COVID-19, científicos y médicos dijeron que están preocupados por los peligros de las formulaciones de ARNm nuevas y existentes.

También cuestionan si Moderna está intentando sacar provecho de las soluciones para las enfermedades que causan sus productos.

Dr. Armin Koroknay, Coagulación de la sangre después de la inyección contra Covid https://www.bitchute.com/video/YsBnnEqrgxhq/

Las inyecciónes contra Covid bloquean el sistema inmunológico

El ARN modificado sintético (modRNA) en las células suprime la inmunidad innata que mantiene a raya los virus latentes y protege contra nuevas infecciones, según Brian Hooker, Ph.D. , director científico de Children’s Health Defense.

«Uno de los mecanismos implica microARN que suprimen la producción de interferón celular, que es extremadamente importante para el ataque contra infecciones virales así como para la supresión de tumores», dijo Hooker.

Hooker señaló el artículo de junio de 2022 de Stephanie Seneff, Ph.D. , el Dr. Peter McCullough y otros que exploraron la supresión inmune innata mediante inyecciones de ARNm .

Los autores propusieron que la supresión del interferón inducida por la inyección bloquea el funcionamiento adecuado de las células T CD8+ , a menudo llamadas soldados de infantería del sistema inmunológico, permitiendo que los virus latentes se reactiven y, en el caso del Varicella Zoster Virus (VZV) causen culebrilla, la versión «adulta» de varicela.

Un artículo de 2021 informó 54 casos de herpes zoster (culebrilla) que surgieron un promedio de 7 días después de la vacunación contra el COVID-19. Otro artículo de 2022 informó 10 casos de reactivación del herpes zoster entre una y tres semanas después de la vacunación contra el COVID-19.

La científica francesa Hélène Banoun, Ph.D. , en “ La Science face au Pouvoir : Ce que révèle la crise Covid-19 sur la biopolitique du XXIe siècle” (“Ciencia versus poder: lo que la crisis del Covid-19 revela sobre la biopolítica del siglo XXI”), escribió que la desorganización de el sistema inmunológico innato y sus receptores contribuyen a la reactivación de virus latentes, incluidos el herpes, el herpes zóster, el virus del papiloma humano (VPH) y el Virus Respiratorio Sincitial .

Según Banoun, muchas personas infectadas por virus de Epstein-Barr (EBV) o Varicella Zoster Virus (VZV) se convierten en portadores sanos y asintomáticos.

«Estos virus, así como otros virus o bacterias, como el bacilo de Koch responsable de la tuberculosis, pueden permanecer inactivos durante toda la vida o reactivarse durante la inmunosupresión», dijo Banoun.

Banoun también citó reacciones de lepra después de inyecciones de ARNm observadas en numerosos países. «A pesar de la sofisticación de las inyecciones de ARNm, algunos efectos secundarios aparentemente reactivan enfermedades que se creían relegadas al pasado», escribió.

Numerosos estudios de casos ( aquí , aquí y aquí ) correlacionan el desarrollo de síntomas y anticuerpos relacionados con el al virus de Epstein-Barr, EBV con las inyecciones de ARNm de COVID-19.

Matthew Matlock, un veterano de combate y atleta Ironman, informó en la reunión de abril de 2022 del Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados de la FDA que sufrió la reactivación del EBV, además de problemas cardíacos y de enfermedades de los mastocitos , después de recibir la vacuna. Segunda dosis de la inyección COVID-19 de Pfizer.

Moderna está creando dos versiones de una inyección contra el EBV: mRNA-1189 para la prevención y mRNA-1195 para abordar los efectos a largo plazo , específicamente la esclerosis múltiple y una subcategoría de linfoma en pacientes con trasplante de órganos sólidos.

Según se informa, Moderna detuvo su ensayo de inyección contra el EVB el año pasado cuando un sujeto desarrolló miocarditis.

Moderna no menciona otros efectos del EBV a largo plazo, como el EBV activo crónico , los cánceres asociados al EBV, la anemia, la rotura del bazo, la trombocitopenia, la hepatitis, la miocarditis y las enfermedades del sistema nervioso, incluidas la encefalitis, la meningitis y el síndrome de Guillain-Barré.

El director general de Moderna, Stéphane Bancel, dijo que se espera que el mercado de las inyecciones contra el EBV ascienda a varios miles de millones de dólares.

Turbocánceres y enfermedades autoinmunes.

Banoun destacó el papel de la IgG4 anti-espiga ( subtipo de inmunoglobina 4) en la inmunotolerancia inducida por proteina spike o pico o espiga, y escribió que “sustituye a otras IgG después de vacunaciones repetidas” y aumenta la expresión de PD-L1 (ligando 1 de muerte celular programada), que puede evitar que las células T del sistema inmunológico ataquen y maten a las células cancerosas.

IgG4 es un anticuerpo que produce el sistema inmunológico en respuesta a infecciones o inyecciones. Tiene propiedades antiinflamatorias pero también puede unirse a los mismos objetivos que otros anticuerpos, bloqueando su eficacia.

La sobreexpresión de IgG4 puede provocar una enfermedad relacionada con IgG4 , una afección inflamatoria crónica con lesiones que pueden desregular el funcionamiento de los órganos e incluso causar la muerte.

Según un estudio de 2023, los anticuerpos IgG4 inducidos por vacunaciones repetidas pueden generar tolerancia inmune a la proteína de pico o spíke del SARS-CoV-2, lo que hace que las inyecciones de ARNm sean aún más ineficaces.

Mikolaj Raszek, Ph.D. , especialista en secuenciación genómica y fundador y director de Merogenomics, citó en un tweet reciente un artículo de enero de 2024 en Viruses que muestra anticuerpos IgG4 anormales en casi todos los individuos vacunados con ARNm:

«Están sugiriendo que tener demasiado antígeno eventualmente conducirá al agotamiento de las células T, y si hay agotamiento de las células T, así es como se podría comenzar a correlacionar eso con el desarrollo de la autoinmunidad…

«Cada vez más científicos desconfían de estos anticuerpos IgG4 que básicamente parecen observarse en casi todos los individuos vacunados con ARNm».

Los autores del artículo sobre Virus señalaron que un nivel elevado de IgG4 en el suero se considera patógeno, ya que podría desencadenar enfermedades autoinmunes, cáncer y otras enfermedades.

Especularon que esto podría deberse a la proteína de pico o spike de larga duración producida por las inyecciones y sugirieron que esto podría conducir a la desensibilización de las células T CD4+ y CD8+, lo que llevaría al agotamiento del sistema inmunológico.

“La inducción de tolerancia inmunológica mediante vacunaciones repetidas quizás podría explicar el gran número de muertes que se producen entre personas vacunadas que recibieron una tercera dosis en comparación con personas no vacunadas en algunos países europeos”, escribieron.

En su artículo, Seneff y McCullough vincularon la inmunosupresión inducida por inyecciones con enfermedades neurodegenerativas, miocarditis, trombocitopenia inmune, parálisis de Bell, enfermedades hepáticas, cáncer y otras deficiencias.

Geert Vanden Bossche, Ph.D., también advirtió que los niveles elevados de IgG4 inducidos por la inyección podrían provocar turbocánceres . Muchos oncólogos han informado sobre cánceres que se desarrollan rápidamente , a menudo en personas más jóvenes, que ya han progresado a la etapa 3 o 4 en el momento en que se les diagnostica.

Banoun dijo que hasta hace unos años, Moderna desarrollaba inyecciones de ARNm únicamente para combatir el cáncer. «Es cierto que estamos asistiendo a un aumento en la incidencia de cáncer debido, sin duda, a los ARN anti-COVID», dijo.

Banoun dijo que el producto mRNA-6981 que Moderna está diseñado para aumentar los niveles de PD-L1 para prevenir la progresión de la hepatitis autoinmune al limitar la autorreactividad del sistema inmunológico. Sin embargo, como ya se señaló, un nivel elevado de PD-L1 puede bloquear las propiedades del sistema inmunológico para combatir el cáncer.

«Esta terapia es un arma de doble filo, ya que no será específica y corre el riesgo de inducir inmunotolerancia a otras patologías como infecciones y cánceres», dijo Banoun. «Moderna podrá entonces desarrollar otros ARNm contra los cánceres inducidos».

Otros ARNm dirigidos al cáncer en la cartera de Moderna incluyen el ARNm-4157 para melanoma y cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC); ARNm-5671 para NSCLC, cánceres de páncreas y colorrectal; ARNm-4359 para “estimular las células T efectoras que atacan y matan a las células inmunes supresoras y cancerosas que expresan altos niveles de antígenos de punto de control diana”; y mRNA-2752 para inyección directa en tumores y linfomas.

Moderna también dijo que está desarrollando varias terapias de ARNm contra enfermedades autoinmunes .

La proteína pico o spike del SARS-CoV-2 puede causar muchas de las mismas enfermedades

Moderna también puede estar respondiendo a enfermedades causadas por la proteína pico en el propio virus SARS-CoV-2 original.

En este momento existe amplia evidencia que sugiere que el virus fue diseñado específicamente para ser más virulento para los humanos.

Los investigadores en este estudio de 2022 de personas infectadas con COVID-19 encontraron niveles elevados de anticuerpos relacionados con el EBV, así como de anticuerpos contra el virus del herpes 6A y el retrovirus K endógeno humano.

Los síntomas atribuidos al “ COVID prolongado ” (que pueden incluir síntomas atribuibles a las inyecciones de ARNm) incluyen dificultad para respirar, dolor en el pecho, palpitaciones del corazón, fatiga, confusión mental, problemas para dormir, mareos, sensación de hormigueo, malestar post-ejercicio, un cambio en el olfato o el gusto, depresión o ansiedad, dolor de estómago o diarrea, dolor en las articulaciones o músculos, erupciones cutáneas y cambios en los ciclos menstruales.

El sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades afirma que estos síntomas son similares a los reportados por personas con síndrome de fatiga crónica , también conocida como encefalomielitis miálgica.

La Dra. Michelle Perro , pediatra de medicina integrativa y directora ejecutiva de GMO Science , dijo que debido a que las personas con COVID prolongado pueden tener una exacerbación de infecciones crónicas subyacentes, “la producción de inyecciones de ARNm, que son problemáticas por la experiencia con COVID, es defectuoso en el mejor de los casos”.

“Estas inyecciones estaban en proceso mucho antes de la COVID y obtuvieron el visto bueno de la EUA [autorización de uso de emergencia] para liberar la tecnología”, dijo Perro.

«No hay nada bueno que decir sobre el uso de este proceso [ARNm] en el desarrollo de inyecciones , afirmó. «Esta tecnología debería abandonarse inmediatamente hasta que haya más datos disponibles».

Moderna ha estado impulsando recientemente una campaña de vacunación destinada a una prevención prolongada del COVID.

Culebrilla!, Las vacunas existentes pueden ser causa de enfermedades.

Es posible que las inyecciones de ARNm no sean las únicas responsables del resurgimiento de virus como la varicela. En su publicación de Substack del 29 de marzo, Jennifer Margulis habló sobre la vacuna contra la varicela y su relación con el aumento de los casos de culebrilla.

Hasta que se añadió la vacuna contra la varicela al calendario de vacunación infantil en 1995, el virus se asociaba con sólo 100 muertes cada año de casi 4 millones de casos.

Margulis cuestionó por qué una enfermedad tan relativamente leve necesitaría una vacuna si el propósito de las inyecciones programadas era prevenir enfermedades graves. Señaló que menos de un tercio de los países europeos recomiendan la vacunación universal para los niños.

Citando un estudio de 2022, Margulis destacó algunas de las reacciones adversas graves a la vacuna contra la varicela , incluidas meningitis, encefalitis y muerte. Otros efectos adversos informados incluyen trombocitopenia , neumonía, erupciones cutáneas graves, infecciones de la piel y convulsiones.

Margulis argumentó que eliminar el virus salvaje de la circulación mediante campañas de vacunación a gran escala había reducido la inmunidad natural de los adultos a quienes en el pasado se les permitía combatir la infección cuando eran niños.

«Este impulso natural de la inmunización prácticamente ha desaparecido», dijo, y agregó: «¡Ahora la, culebrilla!». y señalando que “el ARNm-1468 es la inyección que Moderna está desarrollando para ayudar a proteger a los adultos del herpes zóster”.

Más productos en cartera de Moderna

Otros productos en cartera de Moderna incluyen una inyección contra el VIH, una inyección combinada virus respiratorio sincitial (RSV)-Virus Papiloma Humano HPV, una inyección pediátrica contra el virus respiratorio sincitial (RSV), una inyección contra la gripe pandémica, una inyección contra el citomegalovirus y una inyección endémica contra el HCoV (coronavirus humano); inyecciones contra la enfermedad de Lyme, Zika, Nipah y Mpox; un terapéutico para promover la relaxina , una hormona cardioprotectora natural; y una inyección combinada contra la gripe / COVID-19.

Blackstone Life Sciences acordó invertir 750 millones de dólares en la inyección contra la gripe de Moderna a cambio de pagos por hitos y regalías, informó Yahoo Finance .

El valor de las acciones de Moderna subió un 3% después de los anuncios, acercándose a los 111 dólares por acción, lo que eleva el aumento de 2024 al 11,2% al 28 de marzo, muy por encima del promedio de la industria.

El precio actual todavía está muy por debajo del precio de 450 dólares por acción que Moderna tenia a mediados de 2021, en el apogeo del lanzamiento de la inyección COVID-19.

Colabore por favor con nosotros para que podamos llegar a más personas: contribución en mercado pago o paypal por única vez, Muchas Gracias!

10.000$ar https://mpago.la/1srgnEY
5.000$ar https://mpago.la/1qzSyt9
1.000$ar  https://mpago.la/1Q1NEKM
Via PAYPAL: Euros o dólares click aqui
Solicite nuestro CBU contactenos